EL JUGUETE DE MIS SUEÑOS

EL JUGUETE DE MIS SUEÑOS
¿CUÁL ES EL JUGUETE DE TUS SUEÑOS?

martes, 3 de octubre de 2017

Los niños-adultos de hoy, los adultos-niños del yo, yo y yo

Me vais a perdonar porque este blog de juguetes antiguos no es el medio más adecuado para discernir sobre otras cosas que no sean eso, juguetes antiguos, pero ya que tengo la libertad de escribir lo que quiera sin compromiso de una línea editorial, patrocinadores o vigilantes de la playa, pues sin dudarlo voy a hacerlo. Insisto, lo siento. 

El otro día charlando con unos conocidos sobre juguetes antiguos, chuches de los 80 y catálogos descatalogados del ECI, escuché una vez más las virtudes, beneficios y atributos positivos del Mindfulness. Y os preguntaréis cómo llegó esta palabra a una conversación sobre juguetes, pues la verdad es que no lo sé muy bien, pero creo que algún participante en la charla lanzó este término invocando a sus beneficios también para los niños, ya que, parece ser, que existen críos que por hiperactividad, falta de atención y estrés, necesitan clases de relajación. Bien, pues de aquí saltamos al deporte. Sí, al deporte de élite, competitivo y, a ratos, agresivo que deben hacer los niños en sus extraescolares para eliminar cualquier amenaza de estrés o, en otros casos de aburrimiento (Me aburro papá, ¿qué hago?) que existe en sus vidas de apenas 12 años, durante las tardes de la semana y a lo largo del fin de semana. Siempre siguiendo la estela de los padres competitivos, provocadores y ofensivos, porque lo que pasa en campo se queda en el campo. 

Debemos ir a clases de meditación de Mindfulness, practicar running, bicicleta, subir el Everest y al bajar competir en el torneo de tenis para soltar toda nuestra mala leche...


De esta forma, llegamos a la conclusión, entre padres, adultos y responsables, que el Mindfulness y el deporte federado, competitivo y de élite es lo mejor para los niños, porque funciona muy bien para los padres, ya que lo practican habitualmente después de salir de la oficina, que les estresa durante todo el día. Los niños deben de ser un reflejo de ellos, pero sin ellos, porque normalmente nunca están en casa, y si lo están no juegan con los peques. Pero no pasa nada, que ya está la “chica” que ayuda a en casa para estar con ellos o las clases extraescolares de música, plástica, judo, robótica, etc. Hay muchas y hasta altas horas de la noche. Conozco un caso de un niño que se fue a una clase extraescolar, y luego a otra y a otra y así fue juntando clases y llegó a casa 2 años después.

  
Pero, no quedó todo ahí en la conversación, la mayoría de los padres expresaron que se debe dar a los niños comida sana, muy, muy sana (que también comen ellos). Alimentos que mezclan en un batido: lechuga, pepinillo, limón, granada, pipas, leche, cacahuetes y algo de orégano. Fuera cualquier tipo de comida basura como bocatas de salchichón o chocolate con pan para la merienda.  Además, cada 15 días hay que hacer un lavado de cuerpo, por lo que se debe ayunar y tomar zumos como único alimento, de esta forma se eliminan toxinas y antioxidantes, produciendo un “reset” al organismo. Sano. Sanísimo.




También pueden ponerles un podcast por las noches (en inglés, of course!) a la hora de dormir para que mientras se autoayudan, aprendan inglés...


Así, nos encontramos con padres e hijos que meditan con Mindfulness,  practican mucho deporte de moda, acuden a extraescolares y se alimentan de batidos repletos de energía, proteínas, antioxidantes y minerales. Toman 4 litros de agua y tres piezas de fruta al día, porque ya lo decía Super Ratón: No olviden vitaminarse y mineralizarse. Más claro, agua. (4 litros).



Pero con esto no acaba todo, también tienen que seguir al pie de la letra un libro de autoayuda, que está en la mesilla de los padres o en pdf en la tablet o en el móvil. Esto está muy bien porque desde los 9 años cualquier niño maneja el iphone 26 (regalo de su Primera Comunión) mejor que cualquier adulto, por lo que no será problema bajarse el pdf pirata del autoayuda, entre whassap y foto publicada en Instagram. Creo que, según escuché en la conversación, no hay libros de autoayuda para niños, pero los padres les pueden leer algún capítulo del suyo o comprar un libro de autoayuda para padres para que autoayuden a los hijos. También pueden ponerles un podcast por las noches (en inglés, of course!) a la hora de dormir para que mientras se autoayudan, aprendan inglés, porque con el francés, alemán y el chino no va ser suficiente en su futuro laboral.

Resumiendo, para estar “In” debemos: Ir a clases de meditación de Mindfulness, practicar running, bicicleta, subir el Everest y al bajar competir en el torneo de tenis para soltar toda nuestra mala leche, comer mucha fruta y batidos antioxidantes, aprender chino e inglés (por ese orden) y leer todo lo que se edite de autoayuda, “el éxito está en ti” o “cómo triunfar en la vida” 

Cuantos más Master mejor, que luego nos arrepentiremos.


Pero, siempre hay un pero, para lograr todo esto se necesita un “coach” porque solos no podemos, así que hay que contratar a un tipo que nos enseñe “La rueda de la vida” y nos indique qué es lo importante y qué hacemos para conseguirlo. De esta forma, también sabremos como compaginar, entre fruta y fruta, el torneo de padel y los tres Master a los que estamos apuntados. Cuantos más Master mejor, que luego nos arrepentiremos.

Reconozco que a partir de este punto me perdí en la conversación. Miré de reojo a mis hijos que estaban jugando al balón cerca de la terraza donde estábamos nosotros y, por un momento, me arrepentí de haber empezado la conversación con un: ¿Quién se acuerda de los juegos del patio del colegio?

PD.- Quizás esta conversación entre padres nunca existió.

PD2.- Todo lo descrito me resulta fantástico y sanísimo pero, a lo mejor, habría que cambiar el yo, yo, yo de todas las actividades por el tú, él, vosotros y ellos. 

PD3.- Prefiero grandes niños y grandes personas que grandes profesionales, deportistas, estudiantes, filólogos y exitosos de la vida. 

AMM


jueves, 31 de agosto de 2017

EL JUGUETE DE MIS SUEÑOS CUMPLE 5 AÑOS

175 entradas en 5 años para recordar a MADEL, GEYPER, MEGO, PLAYMOBIL, AIRGAM, TENTE, MATTEL, LEGO, EXIN, NANCY, FAMOSA, JEFE, KENNER, GOMARSA, CEFA, PAYA, PILEN, REDONDO, COMANSI, REAMSA, HASBRO, CONGOST, MB, GUISVAL, JYSA, FEBER, PERY… y muchísimas marcas de juguetes más, que nos hicieron (hacen) infinitamente felices.

¡Sí! ¡Cumplimos 5 años! Realmente estamos muy contentos porque 5 años recordando y recopilando juguetes de la infancia no es “moco de pavo”. Fuimos uno de los primeros soportes de información en tirar del carro de la moda vintage de los 80, juguetes retro, de quiosco y colección. Otros vinieron detrás y se llevaron un éxito rotundo, me alegro por ellos, y mucho. Nosotros nos quedamos como al principio: un humilde blog de recuerdos, juguetes y nostalgia. Un diario personal abierto al público que nos ha permitido independencia y libertad. También nos alegramos que haya sido así para nosotros.



En las Navidades del 2008-2009 los Reyes Magos nos trajeron un libro fantástico: Papel y Plástico. Oscar Lombana. (Astiberri, 2008). El libro y su autor fueron los culpables de que pensáramos en hacer un blog con nuestros propios recuerdos de la infancia, centrándolo en los juguetes que teníamos en los 60, 70 y 80. Además, teniendo fama de buenos maquetistas y customizadores ideamos el nombre: El Juguete de mis Sueños, para dejar claro que el mejor juguete está en la imaginación, y con un poco de maña se puede idear y construir. De esta forma, empezamos a customizar Playmobil y otras figuras y complementos. La verdad es que pasamos ratos fantásticos y, por las más de 121.000 visitas obtenidas, otros tipos también se lo pasan pipa con el blog.

Conmemorar cientos de juguetes como los MADELMAN, GEYPERMAN, BIG JIM, PLAYMOBIL, AIRGAMBOYS, FUERTE COMANSI, AUTOCROSS, RESCATE ESPACIAL, SCALEXTRIC, MAGIA BORRAS, QUIMICEFA, ELECTRO ELE, MECANO, EXIN CASTILLOS, FERRARI CAMPEON PAYA, CAMION BOMBEROS Samson, FUTBOLIN Perma, CINEXIN, CHENINOVA, y un larguísimo etcétera.


    
Un momento para dar las gracias.
Ahora es cuando echamos un vistazo al cuaderno Centauro de espiral y hojas cuadriculadas, con los nombres de amigos y conocidos que nos han ayudado en este blog, y nos entra un escalofrío (la chuche en bolsa) simplemente por pensar que puede que se nos olvide alguien, porque lo peor a la hora de dar las gracias es olvidarse de alguien o caer en la pedantería. Algo parecido nos sucede a la hora de escribir esta entrada en el blog. Tengo que agradecer, sin duda, las más de 121.000 visitas obtenidas desde su creación, pero de ninguna de las maneras quiero ser petulante. Muy difícil misión. Lo fácil sería:

Gracias a todos por estos 5 años. Sin vosotros, amigos invisibles, no hubiera sido posible. Mi inquietud se ha convertido en una realidad. Gracias. 

Muy simple, muy fácil y muy poco creativo.



No me olvido de cada uno de los 121.000 que en algún momento han entrado en el blog porque tienen nombre y apellidos. Y más aún: cada una de las personas cercanas desde el principio que han incentivado la creación del mismo, o todas aquellas personas que he conocido por el camino. A los colaboradores que han participado en algunas entradas. A otros blogs similares, en especial a La Memoria Revivida http://www.lamemoriarevivida.com/ A los organismos, empresas y ferias que nos han mencionado con cariño. A Oskar B. en la ayuda desinteresada en el diseño del blog. Y a todas aquellas personas que se me olvidan. Gracias.

Y ya está.

AMM

PD.- Por ahora…

lunes, 21 de agosto de 2017

¿POR QUÉ NO FUIMOS CON LA IDEA A PLAYMOBIL?

Fantasmas y Dragones en Playmobil



Tengo la impresión que otros tienen la impresión de haber sido los primeros en “algo”, cuando ya han visto ese “algo” hecho realidad. De esta forma, un amigo mío inventó el Actimel a principios de los 80, cuando batió un yogurt y luego lo mezcló con leche. Otro conocido untó Nocilla en galletas inventando las Galletas Príncipe de chocolate, mucho antes que Beukelaer. Estos y muchos otros amigos creyeron haber inventado algo nuevo, cuando en realidad ya estaba inventado. La desilusión es rotunda cuando se dan cuenta y hasta hay casos en los que se reclama la propiedad intelectual del invento, aumentando la frustración cuando son conscientes que sólo tenían la patente firmada en su imaginación. Pero existe algo peor. La decepción es total cuando se imagina una gran idea, se realiza y se disfruta (que rico el yogurt con leche) pero nunca se lleva a cabo, es decir, no se va al registro ni se crea una startup, tan de moda en la actualidad. Para entonces existen 2 caminos: El de la contrariedad, desencanto y decepción o el de la motivación interna, porque sabemos que hemos hecho algo que podría haber tenido éxito, tenemos imaginación y conocemos cuál es el camino para la próxima vez. Estoy convencido que la segunda opción es la óptima. Es muy fácil observar un cuadro de Joan Miró y decir: - Esto lo hago yo – pero lo cierto es que hay que hacerlo y exponerlo por primera vez, antes que nadie. Ahí está el éxito, que siempre llega después de mucho trabajo y sacrificio. Mi amigo de las galletas con chocolate debería haber registrado su idea (si es que se puede) y luego haber ido a todas y cada una de las empresas de repostería ofreciendo su gran idea.



De esta forma, hemos llegado al caso de El Juguete de mis Sueños. Hace tres años ideamos una serie de cuadros con figuras de Playmobil (customizadas) con distintas temáticas. Desde cantantes y bandas de rock, pasando por uniformes de la Segunda Guerra Mundial, hasta llegar a customizar personajes de Star Wars. Además, incluimos varias recreaciones de personajes famosos del mundo del cine, incluyendo dos sagas muy conocidas: Los Cazafantasmas y Cómo entrenar a tu Dragón. Estas películas nos parecieron muy divertidas de crear en Playmobil, además cumplían con la imaginación y el poder de jugabilidad de un niño. Recuerdo perfectamente todas las hamburguesas que tuvimos que comer aquel verano para poder conseguir todos los dragones de la película, que regalaban con los menús infantiles. Diseñamos personajes Playmobil para sendas películas y los hicimos realidad para el deleite de nuestros amigos y seguidores y, no pensamos jamás, que Playmobil se atreviera a lanzar al mercado ambas series. ¡La sorpresa fue mayúscula cuando este año se atrevió! http://www.playmobil.es/ Playmobil no ha necesitado nunca la alianza con una franquicia para su serie de figuras. Todos lo hemos deseado, pero de ningún modo se ha hecho realidad. Playmobil tiene la creatividad y fuerza suficiente para no hacerlo, y esto es un halago.  Ahora en el 2017 e inesperadamente, se atreve con los Cazafantasmas y los dragones de dibujos, dos muy buenas elecciones a nuestro entender (aunque en Hollywood se podrían haber ahorrado la última entrega de los Cazafantasmas) que la empresa alemana ha hecho realidad para sus figuras. De la calidad, realismo y jugabilidad de ambas series hablaremos en una próxima entrada, pero no dudamos que estarán en los estándares de la marca.



Lo que de verdad nos inquieta es por qué no llamamos a la puerta de Playmobil hace 4 años, para  presentarle nuestras propuestas cinematográficas para sus figuras ¿Por qué? ¿Por qué? Y mira que hay películas y personajes más acordes al éxito de una “joint venture” como Star Wars, Superman, Los Vengadores, El Señor de los Anillos o cualquier película de Disney, pero tenían que ser estas dos, las dos que El Juguete de mis Sueños había ideado y plasmado varios años antes y que nunca propuso a Playmobil. ¡Que rico el yogurt batido con leche!

Os dejamos las creaciones customizadas en estos links, para que comprobéis que no faltamos a la verdad:  



AMM        

martes, 27 de junio de 2017

La Memoria Revivida nos entrevista





Existen muchas fuentes en Internet sobre juguetes, la infancia y los recuerdos. Algunas de esos blogs, páginas web y redes sociales han escapado con éxito de la red y se han plasmado en libros de gran acogida. ¡Enhorabuena! Han trabajado muy bien, con esmero y esfuerzo.

Desde nuestro cariño tenemos que mencionar una deliciosa web: LA MEMORIA REVIVIDA porque trabajan muy duro para adentrase en nuestro corazón, con recuerdos de nuestra infancia. A diferencia del resto, con un estilo, arte y amor difícil de superar. Las cosas hay que hacerlas bien, pero si se hacen con pasión, salen algo distintas, diferentes al resto, con un poquito de azúcar... Eso es La Memoria Revivida.

Hace poco nos entrevistaron con ese encanto, dulzura y estilo que les distingue. 
Escribimos estas líneas para dar las gracias por el trato y el cariño. Un millón de gracias.


jueves, 15 de junio de 2017

La nostalgia de los juguetes


Nostalgia Juguetera


¿Quién de mi generación puede poner mala cara ante un Madelman, un Cinexin, una Barriguitas, un Autocross o una Nancy? ¿Quién?


Hace pocos días, en una conversación de comida familiar dominguera, mi hijo mediano preguntó qué es ser nostálgico. Mi mujer le contestó lo mejor que pudo para que lo entendiera y puso como ejemplo los juguetes que yo colecciono: -“A papá le gustan los juguetes antiguos porque es un nostálgico, le recuerdan a cuando era como tú”- Eso es cierto, muy cierto. Yo colecciono juguetes de mi época porque me transportan a los momentos más felices de mi infancia, cuando creaba e inventaba miles de aventuras con ellos.



También es cierto que la nostalgia es un sentimiento agridulce, ya que, por otro lado, anhelamos el pasado, al que nos es imposible volver. Anhelar nuestro propio pasado se conoce como nostalgia personal y nos descifra el quiénes somos. La nostalgia es universal y la ciencia ha demostrado que un anhelo nostálgico por el pasado es más probable en la madurez y aumenta en la tercera edad, cuando nos damos cuenta que lo único que nos vamos a llevar de la tierra son nuestros recuerdos, porque todo lo demás se queda aquí. Por ello, es importante olvidar lo malo y centrase en lo bueno, en todos aquellos momentos que nos producen felicidad. Jugar es uno de esos momentos y los juguetes las autopistas para llegar a esas vivencias. Veo un juguete de mi niñez y rápidamente llego al feliz pasado de mi infancia. No puedo evitarlo. A otras personas les ocurre lo mismo con otros objetos, pero los juguetes son el ejemplo perfecto del pasado, el anhelo y la placidez.

"Defiendo mis colecciones de juguetes ante los que me tachan de friki, 
basurero o coleccionista enfermizo"

Hace pocos días tuve una cena con padres del colegio. En la sobremesa, como no podía ser de otra manera, hablamos de juguetes, recordándolos y rememorando cada uno sus secuencias del pasado. Puedo asegurar que cada padre que allí estaba mantenía un brillo especial en los ojos y una mueca de sonrisa cómplice, porque distintos estudios han demostrado que los recuerdos nostálgicos tienden a centrarse en nuestras relaciones y objetos determinados y que nos pueden consolar durante momentos difíciles o de estrés en el presente, además de inyectar un chute de optimismo y felicidad. De esta forma, defiendo mis colecciones de juguetes ante los que me tachan de friki, basurero o coleccionista empedernido, porque cada uno de mis objetos me alimenta de valor a la hora de enfrentarme a mis miedos y me ayudan a hacer frente a los retos. Mis juguetes no me atrapan en el pasado, porque la nostalgia me ayuda en la adversidad y promueve mi crecimiento personal. Son una fuerza estabilizadora.

Otros estudios también han demostrado que las personas con una mayor propensión a la nostalgia son más capaces de hacer frente a las desgracias y son más propensas a buscar en los demás apoyo emocional, asesoramiento y ayuda práctica. También son más proclives a evitar las distracciones que les impiden enfrentarse y resolver sus problemas. A la hora de afrontar la inestabilidad, nuestra mente echa mano de nuestros recuerdos positivos del pasado, que tienden a ser más claros que los negativos.



No creo que cualquier tiempo pasado fuera mejor, pero sí creo que recordar lo bueno del pasado nos ayuda a ser más felices en el presente. Lo malo siempre hay que olvidarlo y, si corresponde, perdonarlo. Si mentalmente volvemos al pasado será mejor hacerlo con los recuerdos agradables, de otra manera nos martirizaremos con lo negativo y buscaremos las soluciones del presente para salvar el pasado y eso, hasta la fecha, no es posible, a no ser que tengamos un Condensador de Fluzo. La reminiscencia nostálgica puede ser una fuerza estabilizadora, puesto que puede fortalecer nuestro sentido de la continuidad personal, que nos recuerda que poseemos una "tienda" de recuerdos poderosos que están profundamente entrelazados con nuestra identidad. Somos lo que hemos sido, incluido el día de antes de ayer. Cuando nos centramos en nuestras propias experiencias positivas vividas, nuestra "tienda" de recuerdos empieza a funcionar y debemos aprovecharla para tener esperanza, optimismo y alegría en el presente. En mi caso, son los juguetes quienes me ayudan a conseguirlo.

"A la hora de afrontar la inestabilidad, nuestra mente echa mano de nuestros recuerdos positivos del pasado"



Por todo ello, estoy totalmente convencido que la nostalgia es buena, que nos informa de cómo hemos evolucionado y cómo somos ahora. Entender que todo lo que somos se lo debemos al pasado, y recordar cada cosa buena como un hito de felicidad y cada cosa mala con un logro de superación. ¿Quién de mi generación puede poner mala cara ante un Madelman, un Cinexin, una Barriguitas, un Autocross o una Nancy? ¿Quién?

AMM    

sábado, 8 de abril de 2017

Los mejores simuladores de conducción



SIMULADORES DE COCHES


Sin duda muchos de nosotros hemos jugado con algún simulador de conducción. Marcas como RICO, CONGOST, SCALA, CEFA, PERMA, FEBER, GEYPER, PACTRA, MATTEL, BIANCHI... realizaron los mejores juguetes de simulación de conducción. Todos recordamos el AUTO-CROSS, el más popular de todos ellos, como uno de nuestros juguetes de la infancia más queridos, pero tenemos que tener en cuenta que, unos 20 años antes, ya existían marcas españolas de juguetes que habían lanzado al mercado simuladores de coches muy dignos y con alta jugabilidad, pero fue Congost quién los popularizó y abrió el abanico a otras modalidades de conducción como el Rallye y la Formula 1 hasta llegar a lanzar un controlador aéreo que, por complejo, hubo muchos adultos que se volvieron locos.

Existen muchos tipos de simuladores de conducción, desde coches, barcos, motos y aviones hasta autobuses, trenes, helicópteros y bicicletas, todos ellos con un mecanismo de funcionamiento muy similar y simple: Imanes. Un motor rota una polea que posee un imán y hace que el vehículo, que también tiene un imán, se mueva. Este sistema garantiza que estos juguetes duren muchas décadas. 

Las marcas de juguetes más atrevidas y tecnológicas de los 70 como Bianchi optaron por los juegos de luces, los sonidos y rollos de paisajes para crear una maravilla de juguete como EL SIMULADOR DE VUELO BX 50, un fantástico ejemplo de innovación, tecnología e imaginación aplicada al sector juguetero. Este simulador era muy caro para la época y pasó desapercibido para la mayoría de los niños, pero sin duda era algo diferente y adictivo. Hoy en día, cuando leo listas de los mejores juguetes de época, siempre le echo en falta.

El más que conocido Scalextric merece, sin duda, una mención pero ya tiene sus entradas particulares en este blog. Otros simuladores como IBERTREN ya son un mito más que un juguete. Los seguidores de ambos simuladores son legión. Es nuestro deseo que con estas fotografías recordéis estos espectaculares juguetes de conducción, con nostalgia y algo de añoranza. Por favor, preparar la llave del vehículo para arrancar. 

Una de nuestra más locas ideas es recortar las cajas de estos juguetes, enmarcarlas y completar una pared entera con estas maravillosas de ilustraciones, que son el reflejo de una época. Misión imposible ya que ni tenemos paredes suficientes en casa y creo que los gustos de mi mujer van por otro lado diferente. De todas formas, os dejamos que disfrutéis lo máximo posible con las fotografías de los blister, que nos ofrecen variada información de vestimenta, peinados y estilos de los años 70 y 80. Una delicia.




Auto-Cross

Primer coche del Auto-Cross
El mini Auto-Cross de FEBER
Vuelta Ciclista de PACTRA. Realmente un mirar y mirar y cero jugabilidad


Auto Corsa de PERMA. Estamos seguros que el modelo de OPEL patrocinó y modificó el mítico AUTOPISTA de la marca PERMA 
En cualquier casa de los 70 y 80  no podían faltan los simuladores de conducción, como el AUTOPISTA de PERMA (a la derecha del todo)
¡Qué más queremos los chicos! AUTO BALL mezclaba coches con fútbol
AUTOPISTA (No equivocar con el de PERMA)
AUTOESCUELA para aprender a conducir sin volante de simulación.
AUTO-CROSS de Congost y su 4x4 
AUTOPISTA mejorado en los principios de los 80
Quién no ha querido conducir un autobús BUS ESCUELA de Geyper
Con CANICA EXPRES de SCALA podías conducir canicas ¿Canicas? ¿Y con L de principiante?
Te atreves a ser controlador aéreo con CONGOST
GRAN AUTOPISTA seguía el mismo camino
JUEGOS DE BOLSILLO GEYPER y sus fantásticos simuladores
Pocos han sido tan famosos como el Auto-Cross y este Fórmula 1 de Geyper 
Y llega uno de los más antiguos y singulares por sus 2 volantes GRAN PRIX
IMPRESIONANTE BIMANDO de GRAN PRIX de CEFA
MAGIC TREN de CONGOST
El alucinante MOTO RALLYE de Congost
Otra vez CONGOST con SOS OCEAN
MATTEL no se quedaba atrás y sacaría su RALLYE SAFARI
¿Quieres que el Atleti gane la copa? Pues a jugar con este simulador de RICO
Espectacular CONGOST con su leyenda RESCATE ESPACIAL
RESCATE ESPACIAL
SOS HELICOPTER y la misma fórmula que RESCATE ESPACIAL
SOS HELICOPTER de CONGOST
Y llegamos al simulador de vuelo BIANCHI BX 50 uno de los más modernos para la época. Lo estamos buscando como locos para completar nuestra colección particular
En los 90 se fueron modernizando a la vez que perdiendo la esencia. Eso sí, recordar que BIANCHI fue el primero.

Y los bares de la época se subieron al carro de la moda de conducción simulada con la recreativa MONZA y el vehículo que era una moneda de 5 pesetas.
Hasta que llegó LA GUERRA DE LAS GALAXIAS y cambió todo al poder conducir el TIE avanzado de VADER por 25 pesetas. Qué miedo me daba la dichosa maquinita cuando sonaba la voz de Lord Vader.



EL JUGUETE DE MIS SUEÑOS
AMM

Te retamos