EL JUGUETE DE MIS SUEÑOS

EL JUGUETE DE MIS SUEÑOS
¿CUÁL ES EL JUGUETE DE TUS SUEÑOS?

domingo, 1 de septiembre de 2013

COCHES TELEDIRIGIDOS HISTORICOS EN ESPAÑA



"YO FUI A EGB" NOS PRESTA ESTE ARTÍCULO MARAVILLOSO DE COCHES TELEDIRIGIDOS

Muchas veces he comentado la pasión, casi obsesión, de customizar coches teledirigidos de los 70 y 80 de mi hermano...  Así, se han publicado en este blog más de una entrada describiendo el proceso. Una de las partes más importantes de ese proceso es encontrar el vehículo con el que jugábamos hace 40 años. Difícil y costoso (económicamente) Buscando por Internet coches teledirigidos de los 70 y 80 y alguno más antiguo, para saciar mi hambre de nostalgia y voraz manía de mi hermano de customizarlos, he descubierto uno de los mejores artículos sobre aquellos maravillosos vehículos... Maravilloso porque entre mis hermanos y yo tuvimos todos o casi todos y fascinante porque está muy bien investigado, escrito e ilustrado. Claro, como no podía ser de otra forma lo he encontrado en YO FUI A EGB una de las páginas de referencia de nostálgicos como nosotros. ¡Ojo! que ellos dicen que: "No somos nostálgicos, más que nada porque no hay nostalgias como las de antes" Es un buen resumen de lo que te puedes encontrar en la URL. Os la recomiendo si es que queréis volver a las anécdotas nacionales de nuestra niñez:

www.yofuiaegb.com

Primero les pregunté si podía publicar su entrada y rápidamente y muy amablemente me dijeron que no había ningún problema. Muchas gracias desde aquí. Nunca he publicado nada que no fuera mío (de mi pericia, familia o de mi colección familiar) pero insisto que este caso debe ser una excepción. Merece la pena. 

Los primeros coches teledirigidos por cable de los años 70 y 80
agosto 19th, 2013 | Escrito por Jorge Diaz en Al recreo


Del radiocontrol ni habíamos oído hablar y para nosotros un coche teledirigido era aquel que controlabas a través de un mando enorme que albergaba en su interior un montón de pilas. Y no veas como chupaban.
Un volante, unos pocos botones y un cable que era tan corto que hacía que te tuvieras que desplazar sin alejarte demasiado del coche. Aquellos coches teledirigidos de los años 70 y 80 causaron furor pero era un lujo al que pocos podían acceder. Si tuviste la suerte de tener uno estoy seguro que todavía no lo has olvidado. Hoy vamos a recuperar diez de los modelos más míticos de aquella época de marcas como Rico o Payá.


Camión Pegaso de Rico
Uno de los más deseados era el Camión Pegaso de Rico con ese portón trasero que se abría para que escondieras lo que quisieras en su interior. Se le encendían las luces de posición, los intermitentes y las de emergencia, sonaba el claxón y hasta anunciaba en la parte delantera esa dirección asistida eléctrica que era toda una novedad para la época. Era Enorme.
Superbólido Rico




El Superbólido era uno de los más rápidos de Rico y es que por algo era un coche de carreras. Aunque había varios modelos recuerdo que nuestro favorito era el de la carrocería de Martini porque nos parecía más real y, sobre todo, porque era el que anunciaban en la tele y todos nos queríamos convertir en un piloto de F1 como el niño que aparecía en la caja.



Ambulancia Rico
Teníamos una verdadera admiración por las ambulancias y quien más quien menos tenía una entre sus juguetes. Pero con la que soñábamos era con ese Seat 131 en el que poder trasladar rapidamente al hospital a nuestros Clicks si surgía una emergencia y activar las sirenas. Vamos, más rápido.



Coche de policía Rico
La policía de Rico patrullaba en un mercedes amarillo con neumáticos Dunlop. Lo mejor, las luces y sonido de la sirenas con las que te convertías en el poli de tu serie favorita. ¿Adivinas cuál?



Mercedes Rico
El Mercedes 450 Diplomático De Rico era puro lujo y elegancia y consiguió un premio al juguete de más éxito de 1976 (al menos eso ponía en su caja). No le faltaba ni el más mínimo detalle y poco tenía que ver con los coches que estábamos acostumbrados a ver en la calle, mucho menos con el de nuestro padre.



Mercedes 300 4×4 Rico
Otro Mercedes pero totalmente diferente al modelo anterior. Aquí estamos ante todo un todoterreno como los que tantas veces habíamos visto en las películas. El Mercedes 300 4×4 era totalmente descapotable, perfecto para llevarlo al monte o a la playa.



Porshe 928 Rico
Impresionados por sus focos delanteros que subían y bajaban y detalles como que al abrir el capó se encendieran las cuatro luces de forma intermitente, pero sobre todo porque era un Porshe y aquello era lo más.



RicoBus
Ver hoy en día el autobús teledirigido de Rico, al que se llamó RicoBus, tiene el doble de encanto ya que reproduce perfectamente como eran los autobuses de línea en aquel momento. También estaban disponibles en amarillo y en rojo. Todo un documento histórico.



Ferrari de Payá
La marca Payá se lució con su Ferrari 250 Le Mans. Todo un campeón al que no le faltaba ni la rueda de repuesto.



Camión de Bomberos Payá
Lo más impresionante del Camión de Bomberos de Payá era esa gran escalera de incendios giratoria que era extensible de forma mecánica hasta 1,20 m. de longitud. Pero tampoco se quedaban atrás todo el juego de luces y sonido de sus sirenas y otros accesorios que incluía como escaleras auxiliares en los laterales y una manguera extensible. Venía hasta con muñecos bomberos.
Lo que daríamos por conservar hoy en día todos estos coches, auténticas piezas de coleccionismo.

Aparcando
Espero un poco a que os recuperéis, dejéis de suspirar y de sonreír, a media mueca, mientras recordáis esos momentos en lo que erais, como yo y mis hermanaos, el rey del pasillo o de la calle mientras conducíais con el mando amarillo y el volante negro donde acababa el grieso cable, alguno de estas maravillas. Por poner un "pero" me cuesta no ver un Citroen DS "Tiburón" , pero no tomarlo a mal, quizás no fuera tan popular o era demasiado caro para las familias medias. (Ahora lo tenéis en los quioscos -Altaya- como coleccionable, para construir paso a paso. ¡A donde hemos llegado!)





Preparado para la competición

Yo soy poco de coches, más de muñecos de acción y de pistolitas y de soldaditos militares, pero estos vehículos son un clásico. Primero porque eran de tecnología punta en su momento y segundo porque era lo último en aquellos años, como las maquinitas en los 80, si no tenias una, no eras nadie. Ahora son mitológicos y imprescindibles en cualquier colección de juguetes que se precie. Como habéis podido ver en algunas entradas en este blog. Mi hermano ha customizado (actualizado) un par de ellos, que han quedado realmente bien.  Pero ahora, que nadie me oye, prefiero el auténtico en su caja original. (No te enfades, hermano)

ALBERTO MARTÍNEZ MORA