EL JUGUETE DE MIS SUEÑOS

EL JUGUETE DE MIS SUEÑOS
¿CUÁL ES EL JUGUETE DE TUS SUEÑOS?

lunes, 14 de abril de 2014

LOS MEJORES JUEGOS DE MESA DE LOS 80

CADA JUEGO UNA AVENTURA






Los juegos de tablero existen desde hace miles de años. Ideados para mentes privilegiadas adultas, desde el ajedrez, pasando por las damas, hasta el parchís, han logrado colarse en todos los continentes y para todos los públicos. Puede decirse que son juegos concebidos para desarrollar el intelecto, la capacidad visual, la estrategia, la imaginación, la organización, el sacrificio y muchas cualidades celébrales más, que hacen que un tipo con una camiseta de Star Wars jugando al ajedrez, parezca un “friki” intelectual respetable.  Lo que es la apariencia, ¿eh?

Pero vamos a lo que os va interesar más, que son los juegos de mesa de los 80. En esa década hubo un “bum” de los juegos de tablero, mezclando la competición, la estrategia y aventura. Fueron las “consolas multijugador” de la época, donde unos cuantos chavales se reunían para echar una partida a su juego preferido. Ya había ocurrido antes con los magníficos Juegos Reunidos Geyper, donde las familias y amigos de las familias se reunían entono a una caja, donde había decenas de juegos para divertirse y pasar una tarde de domingo apasionante, con sus respectivos piques, enfados y trampas. Las abuelas y los más pequeños de la casa tenían siempre reglas distintas o excepciones, ante las estrictas instrucciones del juego correspondiente: ¡Déjale, que es pequeño y no sabe contar!

Podríamos catalogar los juegos de mesa que fueron aparecieron por temáticas, que según pasaban los años cambiaban al son de éxito de las mismas. Además, hay que destacar las novedades y las nuevas tecnologías que se incorporaron a los juegos tradicionales. Fue el I+D+I definitivo de los juegos de mesa, su momento más álgido y de más popularidad hasta su extinción (los menos sólidos) por “culpa” de las consolas. Pasamos de jugar al parchís en un tablero de madera o cartón, a estar introducido en una carcasa de plástico donde los dados saltaban de forma automática al presionar un botón, hasta ver el tablero en la televisión con efecto 3D, movimientos alucinantes y maravillosas bandas y efectos sonoros. El mismo juego y distintos modos de vivirlo. Yo prefiero el clásico, aunque huela a naftalina.






Los 80 son la década de la creatividad en los juegos de tablero: escenarios 3D sorprendentes, fichas recreando figuras perfectamente talladas, temáticas y argumentos que enganchaban, introducción de la electrónica computizada (ya no se necesita otra persona para jugar al ajedrez y los torpedos de Hundir la flota suenan al destruir un barco) todos estos avances nos parecen, a día de hoy, ridículos, pero en su tiempo fueron cabeceras de ventas y produjeron interminables tardes de diversión, si no me creéis preguntar a Simón, que seguro que os contestará con un pitido y un destello de luz de color.

CEFA fue una de las compañías jugueteras que más aportó a este tipo de juegos, tanto por su extenso catálogo como por la creatividad de los propios juegos. Fueron ellos lo que llegaron al punto más alto en popularidad con su mítico y, sin duda, preferido de los niños: En busca del Imperio Cobra un gran éxito de ventas y que sigue siendo recordado con mucho cariño. Actualmente este juego es tan difícil de conseguir completo y en buen estado como caro, extremadamente caro, en el mercado de colección. Y no es de extrañar, hay mucha gente que sigue jugando con él y, otros, que no pretenden venderlo nunca. Una joya a heredar por hijos y nietos. CEFA es una empresa que admiro porque siempre ha estado ahí, investigando y desarrollando nuevos juegos para la diversión de padres e hijos. Mi más cordial enhorabuena. Seguir estrujando vuestra CEFA para disfrute de vuestros incondicionales admiradores de ayer y hoy. También un modesto homenaje al más grande de los juegos de tablero y a su buque insignia: Imperio Cobra.
Que no se me enfade Educa-Borras, NAC o MB ¿eh?

JUEGOS DE TABLERO DE MIEDO Y MISTERIO
EL FANTASMA DE LA OPERA
MISTERIO
DRÁCULA

Como he comentado, es curioso apreciar como basta algo distinto y novedoso para que un sencillo argumento se transforme en un éxito. En el caso de El Fantasma de la Ópera el mayor atractivo era marcar la mano de los contrincantes con un sello de goma que dejaba la huella del antifaz del fantasma. Conozco a muchas personas, niños de entonces, que preferían perder pasa ser sellados. Misterio reunía a los monstruos clásicos más conocidos y terroríficos y Drácula una historia que no tenía nada que invidiar a un argumento de la Hammer.






 JUEGOS DE TABLERO DE GUERRA y ESTRATEGIA MILITAR

LA FUGA DE COLDITZ
LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA
LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL
SINAI
LEPANTO
ESTRATEGO
RISK

Que a los niños les gusta batallar está claro, y como no he estudiado antropología no puedo explicar el porqué. Yo tuve casi todos los juegos de estrategia militar, desde el Risk al Estratego, pasando por los de la Guerra Civil Española y Segunda Guerra Mundial. También el Sinaí, que se podía jugar de dos maneras: entendiendo las complejas reglas de estrategia o haciendo batallas inventadas con las fichas de carros de combate, cañones y soldados (yo hasta las pintaba con HUMBROL) Lo mismo ocurría con Lepanto y sus barcos y galeones. ¡Qué batallas sin tablero! Luego hubo un clásico que mezclaba, en el entorno de la Segunda Guerra Mundial, la estrategia y la astucia para poder escapar de la cárcel de Colditz: La fuga de Colditz. Un completo: película, serie, libro, video-juego y juego de tablero, clásico de los 80.








JUEGOS DE TABLERO DE POLICÍAS

DISTRITO 21
ESPIAS Y CONDIDENTES
EL CLUEDO
¿QUIÉN ES QUIÉN?

Mi preferido era Distrito 21 que no era más que una forma de juego de ajedrez, en el que cada una de los tres tipos de ficha se podían mover de una manera distinta. Divertido y sencillo y como era de aspecto ajedrecino, pasaba de juego intelectual. Alerta Roja representaba las alcantarillas de una ciudad. Debías conseguir que no estallará una bomba  radioactiva. Impresionante el bidón con una calavera en su interior. Una vez más, esta ficha se convertía en complemento para “Playmobiles” o “Madelamanes”. Espías y confidentes es otro de las clásicos poco conocido. Estrategia e imaginación para un buen juego que pasó desapercibido. El inmortal de la averiguación es ¿Quién es Quién? Divertidísimo, se sigue comercializando en varias formatos y variantes. ¿No tienes el de Star Wars? Es genial. El clásico de los clásicos es el Cluedo. Todo el mundo lo recuerda, lo tuvo o, por lo menos, jugó en casa de algún amigo o familiar, haciéndose el interesante y poniendo cara de póker durante toda la partida. Mayordomo, llave inglesa, hall… 




JUEGOS DE TABLERO DE COMPRA Y VENTA DE PROPIEDADES

EL PALE
LA RUTA DEL TESORO
HOTEL
BANCAROTA
MONOPOLI

Como nos gustaba jugar a comprar y vender casas, hoteles o castillos. Quizás estos juegos han tenido la culpa de algunas cosas que han pasado en la actualidad. Tramposos siempre han existido.  El rey, el Monopoly, un juego americano de más de 50 años, que ha sido y es el líder en esta temática. Varias licencias, como la de Star Wars, y versiones para las consolas han sido los avances, década tras década, que ha tenido este popular juego del complejo mundo inmobiliario. El Palé era la versión de CEFA del Monopoly. La temática del juego era exactamente igual, con la diferencia que en España un popular grupo pop le dedicó una canción, ¿os acordáis del estribillo? La Ruta del Tesoro era el Monopoly en versión pirata. Inolvidable la bolsa con los reales de plástico. Banca Rota y Hotel, no han resistido el paso de los años, pero aportaron algo distinto respecto a fichas-figuras y variantes de argumento.  Algo muy extraño es que en la década de los 80 no se lanzase un juego con el título ¡Chalés y Apartamentos! muy apropiado para esos años.  



JUEGOS DE TABLERO MÍSTICOS Y DISTINTOS

SORRY
MAD
MARTER MIND
OTTELO

Místicos porque su publicidad se basaba en frases y sentencias como: “El juego milenario”; “La sabiduría de mentes centenarias” y las fotos que ilustraban las cajas representaban tipos de apariencia altamente intelectual. He dicho apariencia. Todavía conservo Master Mind y Ottelo y me lo paso pipa jugando con mis hijos. Por otro lado encontramos una serie de juegos de mesa que innovaron por sencillez y jugabilidad como el caso del MAD, una locura de juego (como su nombre indica) que enganchaba y te hacía reír en todas las partidas. Sorry! Ha tenido varias vidas y oportunidades con distintas reediciones. Juego fácil y divertido.





















JUEGOS DE TABLERO QUE MARCARON DIFERENCIAS


ATMOSFEAR
EL TEMPLO DE CRISTAL
EL CETRO DE YAREK
EL TRIVIAL
EL LINCE
SIMON

Sin duda fueron los juegos tridimensionales lo que marcaron otra forma de jugar con un tablero. Desde el mencionado y alagado En busca del Imperio Cobra, pasando por El Cetro de Yarek, hasta llegar a El Templo de Cristal, que debo mencionar, con muchísima pena, porque hasta hace poco ha estado rondando  por la casa de mi madre. Uno de mis preferidos y más jugados.





Desde El Lince que nadie sabe el porqué, pero habita en todas las casas desde hace 50 años, hasta el ruidoso Simón. Atmosfear por incluir un CD para el DVD y hacernos pasar miedo desde el televisor en vez de desde el tablero. Y no puede faltar el más popular, record en ventas, diversión, entretenimiento y, como no, riñas… El gran creador de frases populares como: “Quesito”, “Elije deportes que sabes mucho de fútbol” y “Te has colocado las tarjetas para saberte las respuestas” EL TRIVIAL  

PD.- Una vez más pido perdón porque todas las fotos NO corresponden a mi colección particular, pero sí muchas de ellas. También, os ruego que no os enfadéis si observáis que se me ha olvidado algún juego de mesa, más aún si era uno de vuestros favoritos. Escribo de memoria, intentando recordar y recordaros los juguetes y juegos que nos hicieron felices de pequeños, eso ya lo sabéis. Os suplico que si echáis en falta alguno, lo mencionéis, que para eso estamos todos. Gracias.


PD.- Después de muchos años sin jugar al Ottelo y tenerlo deslocalizado por mi casa, en el viaje de novios, en la otra punta del mundo, me lo encontré en la recepción del hotel. No pude remediar la tentación y eché unas cuantas  partidas con mi reciente mujer. Perdí todas.

PD.- Mientras escribía estas líneas no paraba de pensar en una persona que quiero mucho. Estoy deseando jugar con ella, a uno de estos juegos, este verano. Estoy seguro que lo pasaré genial, como todos los veranos. Sólo decirte, porque sé que me lees, que muy, muy pronto, te recuperarás del todo y que no tendré ninguna piedad en comerme todas tus fichas del parchís. Te dedico, desde mi humildad, esta entrada en el blog, que estoy seguro que te gustará.

Alberto Martínez Mora