EL JUGUETE DE MIS SUEÑOS

EL JUGUETE DE MIS SUEÑOS
¿CUÁL ES EL JUGUETE DE TUS SUEÑOS?

miércoles, 11 de junio de 2014

ELIGE TU REY FELIPE VI EN NUESTRO MUNDO PLAYMOBIL


 La sucesión del Rey






Parece que los medios de comunicación y, en especial, las redes sociales y los fotomontajes en WhastsApp, de mayor o menor gusto, se han apropiado de la noticia de la futura coronación de Felipe VI. En nuestro caso, y como auténticos aficionados a los juguetes, ustedes en su casa y yo en la mía, hemos querido coronar a nuestro propio Felipe VI de Playmobil, en nuestro mundo imaginario que reina en mi casa.

Esa es la verdad, cada habitación es un país, cada rincón del pasillo una meseta o montaña, el salón la gran tierra desconocida, donde se pueden encontrar dragones con facilidad, y la cocina, el país prohibido (existen demasiados peligros) Cada uno de nosotros tiene su propio territorio, nombre del país y rey. Como los niños de mi casa son niños, pero no tontos, saben que algo ocurre fuera de las fronteras de su mundo y quieren replicarlo en el suyo. Para ello, cuentan con distintos candidatos, porque los reyes de esta tierra de capa y espada (algún trabucazo se escapa, de vez en cuando) se eligen democráticamente y a votación popular de cada uno de los países de la casa. 



Eso sí, siguiendo obligatoriamente tres reglas fundamentales:

1.- El nombre debe ser atractivo y que produzca un poco de miedo y respeto, del tipo rey Fuerte Caza Minotauros III.     

2.- La vestimenta o la customización se puntúa, y mucho. Por ejemplo, unas grandes barbas, una capa y un buen sable son casi indispensables.

3.- Mejor si tiene poderes sobrenaturales. Claro, poder volar, tirar rayos por las manos, ser invisible e inmortal, cuenta mucho para ser un buen candidato al trono.

Para vuestra información os dejo los candidatos a rey. ¡Que gane el mejor! Os contaré los resultados a través de un edicto.
























PD.- Podéis pensar que en mi casa estamos todos locos, o que somos unos frikis tremendos, quizás que miento o que exagero, podéis pensar lo que queráis, pero os aseguro que así es mi hogar.


Alberto Martínez